• +982 81 35 15 - 620 30 03 96
  • info@podologiaocamiño.com

Archivos mensualesseptiembre 2017

Escoger bien el calzado para hacer deporte

En septiembre nos llenamos de buenos propósitos para comenzar el “nuevo curso” y uno de ellos muy común entre la gente es la promesa de hacer más ejercicio. Hay una gran variedad de deportes para practicar, adaptados a los diferentes gustos que tengamos pero un elemento común entre todos ellos es la elección de un buen calzado a la hora de realizar el ejercicio.

Elegir un correcto calzado deportivo nos va a permitir evitar lesiones y mejorar la eficacia a la hora de realizar el deporte. Para saber cuál escoger debemos tener en cuenta el tipo de pisada que tenemos y en ello puede ayudarnos mucho la opinión del podólogo. Él nos hará una exploración a fondo y un estudio de la pisada que podrá ser pronada, neutra o supinada. Además cada uno de estos tipos de pisada tiene asociadas unas posibles patologías, con lo cual el análisis del podólogo sera fundamental.

A modo breve podemos indicar que el calzado deportivo debe cumplir una serie de características:

  • Obviamente como ya hemos indicado, habrá que escoger un calzado específico según el tipo de deporte a practicar.
  • Un consejo es comprar el calzado a última hora del día pues el pie se dilata completamente a esa hora y por tanto podemos saber el tamaño real del pie.
  • El calzado debe ser amplio, con cordones y de buen material.

Las lesiones más frecuentes relacionadas con el uso de calzado deportivo inadecuado son los esguinces, luxaciones, tendinitis, fracturas, sobrecargas musculares, rozaduras, callos… Por tanto, si no queremos correr el riesgo de sufrir alguna de estas lesiones recomendamos seguir los consejos dados y acudir al podólogo ante cualquier problema que pueda surgir o para un estudio previo a la hora de comprar el calzado deportivo.

 

 

El sistema Retul para ciclistas

Hoy queremos mencionar nuestra aparición en el periódico El Progreso, mediante una entrevista realizada a Rebeca Prieto, gerente de la clínica de podología O Camiño. En la entrevista, Rebeca expone un innovador análisis que lleva a cabo en su clínica, el cual es muy interesante para los ciclistas.

Se trata del sistema Retul, un análisis biomecánico en 3D. Tal como Rebeca explica en la entrevista del periódico, se trata de un estudio que se hace en tres dimensiones para ver las deficiencias en la relación entre el deportista y su bicicleta. Se analiza la posición ideal de cada ciclista y se determina cuál es su pedalada más efectiva.

Esta prueba sirve tanto para prevenir como para tratar lesiones. Además el sistema Retul también sirve para mejorar el rendimiento.

Para más información no dudéis en acercaros a nuestra clínica a hacernos cualquier consulta, os atenderemos encantados.

 

 

 

Tacones, ¿sí o no?

Para presumir hay que sufrir. Eso dicen… Pero no tiene por qué ser así, todo tiene un límite y en la cuestión de nuestros pies por presumir podemos hacerles mucho mal.

Los tacones realzan la figura y son muy bonitos pero cuidado, debes elegirlos adecuadamente para que no te causen problemas de salud. Lo recomendable si queremos llevar tacones es utilizar zapatos con una altura de 2 cm para que el peso quede bien repartido entre la parte delantera y trasera del pie, no pudiendo superar nunca los 3 cm de alto.

Los peores zapatos que se pueden llevar son los de tacón aguja (tacón alto y delgado) pues el peso del cuerpo recae sobre la zona de los dedos de los pies, haciendo mucha presión en ese solo punto. Además las rodillas y las caderas se inclinan hacia adelante afectando al equilibrio del cuerpo, con lo que estaremos dañando desde los tobillos hasta la zona lumbar.

Otro tipo de calzado que se lleva mucho son las plataformas. Se suele pensar que causan menos problemas que los tacones, lo cual en parte es cierto pues al ser un tacón grueso el talón está más protegido pero los dedos también se llevan una gran presión, con lo cual podemos sufrir juanetes, callos e incluso dolores en la espalda y tobillos.

Esto nos lleva a pensar que los zapatos planos pueden ser la mejor solución pero ojo, esto no es así puesto que al ser totalmante bajo el calzado no proporciona el arco adecuado al pie, con lo cual debe trabajar el doble. Esto se traduce en dolor de espalda o talones e inflamación. Por lo tanto, no usar nada de tacón tampoco es saludable para nosotras.

¿Qué hacemos entonces? Puedes utilizar tacones altos para ocasiones especiales o para salir de tanto en tanto claro, pero no para diario. En nuestra rutina utilizaremos un calzado que tenga unos 2 cm de alto para que el soporte del calcáneo y el metatarso sea equitativo. Y si te gusta un poquito más de altura siempre es mejor llevarlo con plataforma, porque el pie no sufrirá tanto.

Como veis no hace falta renunciar a llevar un poquito de altura en nuestros zapatos ¡pero hay que hacerlo siempre con cabeza!

Escoge bien tu calzado para ir a trabajar

Como cada semana, volvemos con un nuevo artículo, esta vez teniendo muy presente la vuelta a la rutina después de las vacaciones. Atrás quedan los días de playa, septiembre ha llegado y con él la temida vuelta al trabajo para muchos.

Aún en nuestro puesto de trabajo podemos hacer mucho por la salud de nuestros pies. La gente no suele prestar atención al calzado que lleva, pero escoger bien los zapatos para trabajar es algo fundamental para mantener nuestros pies sanos y evitar problemas futuros. El trabajo es como nuestra segunda casa, pasamos mucho tiempo en él y además hay ciertos empleos que requieren de mayor atención en el tema del calzado como por ejemplo aquellos empleos en los que se pasa mucho tiempo de pie siendo el caso de azafatas, dependientes o policías por poner un ejemplo.

Pero las personas que pasan mucho tiempo sentadas como los trabajadores en oficinas no quedan exentos de posibles problemas pues las posturas poco apropiadas al sentarse y la mala circulación pueden agravar los problemas del pie. Por ello una correcta higiene postural en el puesto de trabajo también es vital para no padecer lesiones.

A modo breve, podemos dar una serie de recomendaciones para escoger bien el calzado a la hora de trabajar:

  • No tenemos por qué elegir entre moda o confort. Hoy en día hay opciones de calzado muy bonitas y actuales y no por ello dejan de ser cómodas.
  • El tacón no debería superar los 5 centímetros. Si queremos ganar más altura, lo más apropiado sería escoger unos zapatos con algo de plataforma.
  • El calzado debe ser flexible para que se adapte a la forma de nuestro pie.
  • Tenemos que evitar siempre el zapato que nos apriete el pie. Es muy importante utilizar hormas adecudadas a la anchura del pie.
  • Si pasamos muchas horas de pie, una buena idea es escoger un zapato con la base acolchada. En estos casos también es recomendable acudir al podólogo para que nos prepare unas plantillas adecuadas para nuestros pies lo cual sera de gran ayuda si las utilizamos durante las jornadas de trabajo.
  • Además no debemos olvidar que es recomendable dar un ligero paseo por cada hora que permanezcamos sentados trabajando.

 

¡Esperamos que estos consejos os sean útiles y que volváis al trabajo con las pilas cargadas!