• +982 81 35 15 - 620 30 03 96
  • info@podologiaocamiño.com
  • C/Manuel Becerra 1, Enpta. B Lugo

¿Cualquier calzado vale para conducir?

¿Cualquier calzado vale para conducir?

Nos preocupamos mucho (o deberíamos) por el calzado que utilizamos para hacer deporte, para caminar, para ir a la playa…pero, ¿y cuando conducimos? parece una tontería pero ¿cualquier calzado es válido?

Pues no. Deberemos escoger uno que nos permita tener libertad de movimientos y que ayude durante la conducción del vehículo. Debe ofrecernos sujeción, ser flexible, transpirable, ligero y ofrecernos comodidad. ¿Por qué es importante utilizar un calzado que cumpla estas características cuando estamos al volantes? Pues bien, utilizar un calzado adecuado va a retardar el cansancio en nuestros pies a la vez que va a ayudarnos en la rapidez de reacción en situaciones de emergencia.

Por supuesto conducir descalzo no es una opción y además está sancionado. ¿Y qué pasa si por ejemplo en verano llevamos sandalias o chanclas porque es el calzado más adecuado con nuestro atuendo/situación? ¿O en invierno unos zapatos de montaña o un calzado demasiado pesado? No hay ningún problema, podemos dejar en el maletero de nuestro coche de forma permanente un par de zapatos viejos que ya no usemos pero que nos sirvan para conducir ocasionalmente. De modo que cuando vayamos a coger nuestro coche, nos quitemos el calzado que llevamos sustituyéndolo por el que tenemos de «repuesto» en el maletero para conducir durante el trayecto, y al llegar a nuestro destino volvamos a ponernos el calzado original.

No te la juegues, un calzado inadecuado al conducir no supone simplemente incomodidad sino que puede provocarte un accidente al no tener libertad de movimientos. ¡Tener unos zapatos de cambio en el coche no te costará esfuerzo y es una solución sencilla!

Rebeca

Deja un comentario