• +982 81 35 15 - 620 30 03 96
  • info@podologiaocamiño.com
  • C/Manuel Becerra 1, Enpta. B Lugo

La mala pisada como origen del dolor

La mala pisada como origen del dolor

No es raro que una persona acuda a la consulta quejándose de un dolor en la espalda, la cadera, las rodillas o el tobillo desconociendo que el mismo puede estar ocasionándose por una mala pisada sin que necesariamente suframos dolor de pies.

Es muy importante estar atentos a los síntomas que pueden indicarnos una mala pisada. El origen de muchas de las molestias en las partes del cuerpo anteriormente mencionadas suelen tener su origen en los pies, que empiezan a doler. Saber detectarlo a tiempo va a ser clave para corregir el problema y disfrutar de una pisada saludable.

En muchos de los casos el dolor de pies aparece cuando no estamos habituados a realizar una determinada actividad física y nuestro cuerpo reacciona en forma de dolor, lesión o sobrecarga. Pero cuidado porque en otros muchos casos puede haber molestias no sólo en los pies sino en otras partes del cuerpo como mencionábamos al principio, y que no van a tener una causa tan evidente.

¿Por qué noto dolor en las rodillas al caminar? ¿Por qué de repente me duele la espalda?… hay altas probabilidades de que el origen sea una mala pisada. Los dolores asociados a la consecución de impactos con un mal gesto al caminar terminan provocando que los tejidos se inflamen y duelan. Síntomas típicos que pueden indicar la existencia de una mala pisada pueden ser: fascitis plantar, tendinitis en el pie, dolor de rodillas, espalda o cadera, juanetes, espolón calcáneo…

Pisar mal puede terminar provocándonos lesiones que necesiten de algún tratamiento como puede ser el uso de plantillas personalizadas. Pero el primer paso, sera siempre acudir al podólogo para que realize un diagnóstico correcto del problema y poder así ayudarnos a solucionarlo.

 

Rebeca

Deja un comentario