• +982 81 35 15 - 620 30 03 96
  • info@podologiaocamiño.com
  • C/Manuel Becerra 1, Enpta. B Lugo

Archivos mensualesseptiembre 2020

¿Pies cansados?

El ritmo de vida actual nos lleva a menudo a sentir sensación de agobio, ansiedad…y a decir la famosa frase de “qué estresado estoy”.

Pues bien, el estrés también puede afectar a tus pies, pues no sólo tiene efectos a nivel psicológico sino también físico y motriz. Un estado emocional adverso puede llegar a provocar alteraciones musculares o posturales y ante ello, el cuerpo va a reaccionar con una serie de cambios que van a afectar al pie y a nuestra forma de caminar, pues deben ser compensados con un esfuerzo musculoesquelético mayor que va a traducirse en mayor cansancio, dolor o sensación de pesadez.

Si este es tu caso, te notas estresado y sientes tus pies a menudo cansados, hay una serie de consejos que podemos darte.

Lo primero que puedes hacer por el bienestar de tus pies, y que es muy sencillo de realizar, es que cuando estés en casa tumbado, por ejemplo, en el sofa mientras lees o ves la televisión, pongas los pies en alto. Simplemente pon debajo de ellos un cojín para elevarlos. De este modo estarás aliviándolos y disminuyendo su pesadez.

Otro remedio que puedes probar, si tras una jornada estresante llegas a casa con los pies hechos polvo, es colocar en un balde grande agua caliente con un poquito de sal y sumergir los pies en él durante 15-20 min. Sentirás tus pies muy aliviados.

Otro sencillo gesto que puedes realizar fácilmente para aliviar la tensión en la planta de los pies es darte un masaje con crema hidratante en esa zona, masajeando con los pulgares desde el talón a los dedos de los pies. Si a su vez aplicas una crema como mencionábamos, estarás haciendo un doble gesto por tus pies, hidratándolos, y el masaje sera más placentero.

Por último, puedes realizar alguna serie de estiramientos enfocada en esta zona, como rotar con movimientos circulares los tobillos, o rodar una pequeña pelota por la planta del pie.

Y por supuesto, al llegar a casa utiliza también un calzado cómodo. Busca unas buenas zapatillas ¡ y a descansar!.

 

 

Los hematomas en el pie tras un golpe

Seguro que más de una vez te has golpeado sin querer con un mueble o algún objeto los dedos de los pies…¡y qué doloroso resulta!. Cuando se trata de un golpe bastante fuerte es probable que nos salga un hematoma en el pie. ¿Qué deberíamos hacer como medida de primeros auxilios?

Lo primero sería aplicar frío en la zona afectada. Hielo, bolsas de frío… cualquiera de ellos nos va a servir para proveer de frío a la zona, lo cual deberemos hacer durante las primeras 48 horas tras el golpe varias veces al día en intervalos de unos 10 minutos. Importante cubrir el hielo con un paño para evitar quemaduras por congelación.

Para detener una posible hemorragia que podría llegar a producirse, sería aconsejable inmovilizar la zona durante las primeras horas tras el incidente, presionando el área afectada.

Colocar el pie en alto también va a ser beneficioso pues va a favorecer la circulación de la sangre. Obviamente también deberás evitar la actividad física durante el proceso de recuperación. Y si sientes dolor no es nada aconsejable automedicarse. Si el dolor es fuerte lo mejor será que acudas a la consulta de un profesional para que determine la gravedad de la lesión y pueda en su caso, indicarte las pautas correctas.

¿Cuáles son las profesiones que más afectan a los pies?

El dicho indica que el trabajo es salud, pero… en lo que a nuestros pies se refiere, puede que no sea tan cierto. Y es que, la parte de nuestro cuerpo que más sufre durante la jornada laboral son precisamente nuestros queridos pies.

¿Cuáles son las profesiones que resultan más perjudiciales para esta parte del cuerpo? Hablando de forma directa y resumida podemos decir que son aquellas que implican estar de pie durante horas, también las que requieren permanecer sentados durante mucho tiempo o las que obligan a realizar movimientos de agacharse y levantarse repetidamente.

Respecto a las profesiones que exigen permanecer de pie durante un período largo de tiempo podemos mencionar: dependiente/as, cajero/as, azafato/as, peluquero/as… Suelen mantener una posición estática, lo cual va a ocasionar hinchazón de pies, tobillos y piernas además de adormecimiento de los dedos de los pies o dolor plantar, entre otras dolencias.

En el lado opuesto de la balanza encontramos a aquellas personas que permanecen sentadas en su puesto de trabajo muchas horas seguidas, como puede ser en general todo tipo de trabajo de oficinista o administrativo/as. Van a ser personas con tendencia a sufrir mala circulación en las piernas, pies y tobillos. Los pies se sentirán cansados e hinchados. Por eso es importante, que si permaneces en tu trabajo mucho tiempo sentado, te levantes cada cierto tiempo y des unos pasos para activar la circulación.

Por último, las personas que trabajan de pie pero moviéndose mucho o realizando movimientos como por ejemplo reponedores, camarero/as o trabajadores de obra, van a ser más propensos a padecer dolor en el talón, rozaduras, callosidades, dedos en garra…

Lo recomendable si sientes cualquier molestia en los pies y sospechas que puede estar provocada por tus largas jornadas de trabajo, es que acudas a un podólogo pues muchas veces el uso de plantillas personalizadas va a aliviar tus dolencias y él puede orientarte a escoger las mejores para ti.

¿Se te duermen los pies?

¿Sueles notar con frecuencia que tus pies hormiguean y los sientes como dormidos? Hay varios motivos para que esto suceda y deberías prestar atención a esta señal de tu cuerpo que puede estar indicándote problemas de salud.

El primer motivo puede ser de origen vascular. Los problemas de circulación en las piernas y pies, hipertensión, arterioesclerosis o incluso otras causas como el tabaco o la toma de ciertos fármacos pueden estar detrás de ese entumecimiento. Aunque en ciertos casos este puede estar ocasionado simplemente por el uso de un calzado inadecuado que sea muy ajustado y por lo tanto comprima las ramas nerviosas.

En segundo lugar, podría tener un origen neurológico. Diversas patologías como la diabetes, alcoholismo, fumar en exceso o nuevamente la ingesta de ciertos fármacos pueden ocasionar ese déficit en la conducción nerviosa, dando lugar al hormigueo.

El tercer y último punto sería que tenga un origen mecánico. Como se ha mencionado anteriormente el uso de un calzado demasiado ajustado, deformidades en el pie, lesiones anteriores o sobrecargas por una mala pisada pueden llegar a sentir esa sensación de adormecimiento en ciertas zonas del pie o en la extremidad completa.

Como ves, no está claro el origen del adormecimiento pues existen varios motivos, así que si sientes entumecimiento de los pies muy frecuentemente deberías plantearte visitar a tu podólogo de confianza para que haga un buen diagnóstico y descarte cualquier problema importante de salud.

 

¿Por qué se arrugan tus pies con el agua?

Hoy vamos con una curiosidad cotidiana. Todos más de una vez hemos experimentado cómo la piel de nuestros pies y también de nuestras manos se arrugaban tras pasar bastante tiempo sumergidos en el agua, ya sea en la piscina o en la bañera.

Esto no es ni más ni menos que una reacción de la piel, en concreto es un mecanismo de acción específico de la dermis.

Nuestra piel tiene una capa grasa, el sebo, que es el encargado de hacer efecto impermeable y por eso, cuando nos mojamos la piel por ejemplo al ducharnos, podemos ver cómo las gotas resbalan por ella. Sin embargo, cuando nos exponemos prolongadamente al agua, esa capa desaparece temporalmente y la piel empieza a absorber agua y solamente en los pies y manos empiezan a aparecer esas rugosidades. Te estarás preguntando, ¿y por qué? ¿por qué solo sucede en esas dos zonas del cuerpo?

Pues bien, aunque no está determinado al 100%, todo parece apuntar a dos motivos. El primero es que el sentido de la aparición de estas rugosidades es posibilitar el agarrarnos a zonas húmedas más fácilmente. Afectaría a las dos zonas mencionadas porque por un lado, las palmas de las manos son las que realizan el agarre de los objetos y por otro lado, los pies son los que están en contacto con el suelo. Con lo cual evitaríamos el deslizamiento.

El segundo motivo es ni más ni menos la explicación de que esta respuesta del cuerpo indica un sistema nervioso sano. Estudios han demostrado que personas con patologías del sistema nervioso no presentan esta reacción de su cuerpo o es mínima.

Para terminar, como dato curioso diremos que estas arrugas van a aparecer antes si estamos en agua dulce. Por lo que nos vamos a “arrugar” antes en la piscina que en la playa. Y además, las rugosidades comienzan a aparecer cuando llevamos en contacto con el agua más de 5 minutos.

¡Esperamos que os haya resultado interesante este pedacito de información!