• +982 81 35 15 - 620 30 03 96
  • info@podologiaocamiño.com
  • C/Manuel Becerra 1, Enpta. B Lugo

¿Pies cansados?

¿Pies cansados?

El ritmo de vida actual nos lleva a menudo a sentir sensación de agobio, ansiedad…y a decir la famosa frase de “qué estresado estoy”.

Pues bien, el estrés también puede afectar a tus pies, pues no sólo tiene efectos a nivel psicológico sino también físico y motriz. Un estado emocional adverso puede llegar a provocar alteraciones musculares o posturales y ante ello, el cuerpo va a reaccionar con una serie de cambios que van a afectar al pie y a nuestra forma de caminar, pues deben ser compensados con un esfuerzo musculoesquelético mayor que va a traducirse en mayor cansancio, dolor o sensación de pesadez.

Si este es tu caso, te notas estresado y sientes tus pies a menudo cansados, hay una serie de consejos que podemos darte.

Lo primero que puedes hacer por el bienestar de tus pies, y que es muy sencillo de realizar, es que cuando estés en casa tumbado, por ejemplo, en el sofa mientras lees o ves la televisión, pongas los pies en alto. Simplemente pon debajo de ellos un cojín para elevarlos. De este modo estarás aliviándolos y disminuyendo su pesadez.

Otro remedio que puedes probar, si tras una jornada estresante llegas a casa con los pies hechos polvo, es colocar en un balde grande agua caliente con un poquito de sal y sumergir los pies en él durante 15-20 min. Sentirás tus pies muy aliviados.

Otro sencillo gesto que puedes realizar fácilmente para aliviar la tensión en la planta de los pies es darte un masaje con crema hidratante en esa zona, masajeando con los pulgares desde el talón a los dedos de los pies. Si a su vez aplicas una crema como mencionábamos, estarás haciendo un doble gesto por tus pies, hidratándolos, y el masaje sera más placentero.

Por último, puedes realizar alguna serie de estiramientos enfocada en esta zona, como rotar con movimientos circulares los tobillos, o rodar una pequeña pelota por la planta del pie.

Y por supuesto, al llegar a casa utiliza también un calzado cómodo. Busca unas buenas zapatillas ¡ y a descansar!.

 

 

Rebeca

Deja un comentario