• +982 81 35 15 - 620 30 03 96
  • info@podologiaocamiño.com
  • C/Manuel Becerra 1, Enpta. B Lugo

Archivos mensualesoctubre 2020

Artrosis en los pies

La artrosis es una enfermedad bastante extendida sobre todo en la población de mayor edad, es de carácter crónico y que se produce por el desgaste del cartílago de las articulaciones.

La artrosis va a producir un desgaste del cartílago que recubre las articulaciones con lo cual poco a poco se va a ir creando una deformidad leve de la superficie articular, produciendo molestias al mover la articulación. Estos problemas se producen porque se va a perder la amortiguación que ofrece el cartílago.

¿Cuáles son sus síntomas? Debemos prestar atención a las señales que nos envía nuestro cuerpo para así poder iniciar un tratamiento a tiempo. La visita al podólogo sera fundamental para poner un correcto tratamiento.

Los síntomas que podemos padecer son: aumento de líquido en la articulación, deformación de la estructura ósea, pies hinchados, dolor, rigidez… La artrosis puede afectar a cualquier articulación aunque suele darse en aquellas que sufren más sobrecarga como el pie, el tobillo o la rodilla.

Aunque puede aparecer a cualquier edad, los años de la persona son un factor determinante porque con el paso del tiempo las articulaciones se desgastan y los tejidos tardan más tiempo en recuperarse.

Los niños y el calzado heredado: ¿sí o no?

Cuando se tienen hermanos mayores o familiares como primos de rangos de edades similares, es habitual que el niño herede calzado de ellos. Pero, esta sencilla costumbre, a primera vista inocente, ¿es aconsejable?.

La respuesta es: no. Dado que no existen dos pies iguales ni dos formas de pisar iguales, obviamente un zapato heredado va a estar desgastado y deformado por ciertas zonas de la suela y otras partes, al haber estado previamente utilizado por otro niño o niña.

Es por ello que heredar un calzado puede tener consecuencias negativas en el desarrollo del pie y de la forma de caminar del niño que recibe esos zapatos. Durante la época de desarrollo del niño, el pie está creciendo y evolucionando por lo que llevar un calzado heredado no va a favorecerle en nada. Aunque esto es importante fundamentalmente en niños, en el caso de los adultos tampoco sería aconsejable utilizar zapatos heredados.

En definitiva, un calzado heredado puede ocasionar diversos problemas en el niño y repercutir negativamente en su desarrollo. Algunos de los problemas pueden ser sufrir molestias o rozaduras, restringir el movimiento de los dedos del pie, sentir desequilibrio a la hora de caminar, alteraciones en su forma de pisar y caminar e incluso aumentar las posibilidades de que sufra de pie plano.

Como veis y hemos repetido en varias ocasiones en este blog, el uso de un buen calzado es muy importante para evitarnos problemas de salud a futuros.

 

 

Los pies y el deporte: cuidados a seguir y principales patologías

Hola de nuevo, hoy queremos compartir con vosotros un contenido interesante que ha publicado en su blog el Colegio Oficial de Podólogos de Galicia.

En este artículo, nos hablan concretamente del mundo del deporte y nuestros pies: patologías que pueden darse así como principales cuidados que podemos realizar. Esperamos que os guste y os resulte tan útil como a nosotros. Os dejamos el enlace para que podáis leer el artículo completo:

OS PÉS NO DEPORTE: PRINCIPAIS PATOLOXÍAS E COIDADOS A SEGUIR

 

 

El pie diabético

La diabetes aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o también cuando el cuerpo no utiliza de manera eficaz la insulina que genera. Y precisamente el protagonista de nuestro blog, el pie, es la parte del cuerpo más afectada.

El pie diabético se va a producir por mantener unos niveles de glucosa más elevados de lo habitual. Se caracteriza por dos factores: la disminución de la circulación de la sangre y la disminución de la sensibilidad del pie. Estos dos factores pueden hacer más propensa la aparición de una ulceración en el pie.

Por lo tanto, si este es tu caso, eres diabético y quieres intentar prevenir las úlceras, ¿qué podrías hacer?. Como siempre, las acciones preventivas son las clave.

Sería bastante interesante realizar una vez al año el cribaje neuropático y vasculopático para hacer una valoración de la evolución de la enfermedad. Otra de las simples acciones que puedes realizar para velar por la salud de tus pies, es simplemente observarlos. Examínalos con detenimiento todas las semanas, en busca de alguna alteración o cosa extraña que puedas percibir susceptible de ser examinada por el especialista.

Presta mucha atención al cortarte las uñas de los pies, haciéndolo en cuadrado e incluso si lo ves necesario, acudiendo al podólogo para que realize esta tarea por ti. Es importante prestar atención al cortarse las uñas de los pies pues en caso de provocar una pequeña heridita, podría desembocar en unainfección, causando un problema mayor.

Por supuesto, como ya habrás podido intuir, llevar una cuidada higiene de los pies es también fundamental al igual que escoger un calzado cómodo y de calidad.

No dejes de cuidar tus pies diabéticos para garantizar tu salud y evitar problemas más graves.