• +982 81 35 15 - 620 30 03 96
  • info@podologiaocamiño.com
  • C/Manuel Becerra 1, Enpta. B Lugo

Archivos mensualesnoviembre 2020

Cómo afecta la osteoporosis a los pies

La osteoporosis es una enfermedad que ocasiona la disminución de la masa ósea, haciendo que los huesos se vuelvan más porosos. Esto es preocupante, porque la estructura interna de los huesos va a perder fuerza y por lo tanto el riesgo de sufrir fracturas va a ser mayor.

Las personas que tienen osteoporosis se rompen con mayor facilidad los huesos de cadera, muñecas o columna. Y también va a tener sus consecuencias en los pies.

La fractura más frecuente es la de cadera, cuyo tratamiento suele ser colocar una prótesis mediante cirugía. Esto va a hacer que la articulación de la cadera cambie su rango de movimiento, con lo cual las articulaciones adyacentes como la rodilla y los pies se van a ver forzadas a realizar más trabajo. Por lo tanto, es muy probable que se generen patologías como consecuencia de una mala biomecánica.

Una mala forma de pisar o una cojera en una persona que sufre de osteoporosis deberían ser señales de alarma que hagan que el enfermo se realice un estudio biomecánico, pues a veces gestos tan sencillos como utilizar un calzado más adecuado o unas plantillas personalizadas pueden llegar a prevenir muchos problemas en las rodillas, la espalda o los tobillos por ejemplo.

Por lo tanto, si sufres de osteoporosis no dudes en acudir a tu podólogo para realizar una valoración y ver de qué forma puedes prevenir males mayores en tus pies.

La relación entre el peso y los pies

Los malos hábitos, el sedentarismo…hacen que ganemos unos kilitos de más e incluso muchas personas llegan a padecer sobrepeso. Y ese es un factor bastante problemático para los pies.

El sobrepeso y la obesidad van a acarrearnos muchos problemas de salud tales como: fatiga y cansancio, problemas en huesos y articulaciones, problemas circulatorios, apnea del sueño, varices y edemas o sudoración excesiva.

Hay que tener en cuenta que el peso corporal es directamente proporcional a la carga que soportan nuestros pies. No va a ser lo mismo soportar 62 kg que 105 kg por ejemplo.

El sobrepeso va a afectar directamente a nuestros pies con ciertas dolencias tales como: metatarsalgias, durezas, fascitis plantar, grietas en los talones a causa de la mala circulación o gota debido a la acumulación de ácido úrico por la mala alimentación entre otros.

Tenemos que tener claro que cuando aumentamos nuestro peso los primeros afectados van a ser nuestros pies. Es muy importante cuidar nuestra alimentación y realizar deporte de manera frecuente ya que de esa manera conseguiremos evitar problemas no solo a nuestros pies sino también a todo nuestro organismo.

 

Con el frío…llegan los sabañones

Los sabañones son un tema que en alguna ocasión anterior ya hemos mencionado, pero no está de más volver sobre este tema dado que es con la bajada de las temperaturas cuando más probabilidad hay de que aparezcan.

EL frío y los cambios bruscos de temperaturas son los dos factores que van a hacerlos aparecer en nuestros pies pero también pueden aparecer fácilmente en nuestras manos. Una respuesta anormal de nuestro cuerpo a las bajas temperaturas unida a una pobre regulación del flujo sanguíneo son los desencadenantes de este trastorno.

¿Cuáles son las señales de que puedo tener sabañones? Zonas enrojecidas de la piel, la aparición de ampollas, una sensación fuerte de picor en la zona afectada así como dolor o hinchazón van a darnos pistas sobre si podemos tener sabañones. En los casos más graves incluso pueden llegar a aparecer úlceras. Si detectas alguno de estos síntomas y el problema persiste, lo mejor será acudir a un especialista.

Para evitar que aparezcan los temidos sabañones recomendaríamos que evites exponerte a ambientes muy fríos y/o húmedos, que utilices buena ropa de abrigo y muy importante, que evites exponerte de forma directa a fuentes de calor tales como radiadores.

Esperamos que con estos consejos afrontes los próximos meses invernales libre de sabañones.